Yo me quedo en casa

¿Por qué el coronavirus está explotando en América Latina ahora? ¡Es la economía informal, estúpido!

A medida que la llamada segunda ola mundial de la peste de COVID-19 despega ahora en América Latina y el Caribe, la región está pagando por no solucionar lo que De Soto ha instado desde hace tiempo: una campaña para elevar a los informales a la economía legal formal mediante la emisión de títulos de propiedad.

Publicado: 2020-05-22

Sabemos cual es la causa probable que explica la crisis de la emergencia del coronavirus en Brasil. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, llama la pandemia un “engaño mediático” y ha hecho todo lo que está en su poder, como organizar un gran mitin callejero pro-Bolsonaro el fin de semana pasado, para socavar el distanciamiento social. 

ero no se puede culpar a la demagogia tonta por el colapso del distanciamiento social en su vecino Perú, cuyo número de infecciones por COVID-19 sobrepasó los 100,000 esta semana, incluyendo más de 3,000 muertes, y su ascenso súbito a segundo puesto después de Brasil en América Latina y el Caribe. Entonces, ¿qué está causando la corona-crisis del Perú? Lo mismo que está causando estragos en otros países latinoamericanos. La economía informal, estúpido.

Justamente, la persona que vio venir este tipo de cosas es peruano: el economista Hernando de Soto, autor de “El Otro Sendero” y “El Misterio del Capital”.

En esos tratados fundamentales, De Soto identifica un factor clave en el sombrío ciclo de pobreza y desigualdad de Latinoamérica: la mayoría de su gente está atrapada en, más bien, empujada dentro de, la economía subterránea. Sus trabajos, sus hogares, sus vidas, en realidad, tienen poca o ninguna posición legal a los ojos del “establishment”. Por lo tanto, no pueden contar con ese “establishment” como ayuda cuando una plaga como esta desciende.

Esto quiere decir: a diferencia del mesero despedido en el sur de la Florida que pudo haber recibido un cheque de estímulo federal después de que se le ordenara ponerse en cuarentena, dos tercios o más de la fuerza laboral en países como Perú, Ecuador, Honduras o Haití no están en condiciones de seguir la cuarentena. Para mantener a sus familias bajo un techo, vestidas y alimentadas, no tienen más remedio que ir a los mercados callejeros y otros focos de infecciones, a vender los auriculares de los teléfonos inteligentes y freír las empanadas carretilleras. Si se quedan en casa, muy pronto no tendrán una.

A medida que la llamada segunda ola mundial de la peste de COVID-19 despega ahora en América Latina y el Caribe, la región está pagando por no solucionar lo que De Soto ha instado desde hace tiempo: una campaña para elevar a los informales a la economía legal formal mediante la emisión de títulos de propiedad para sus casas de hojalata y bloques de cemento y licencias comerciales para sus microbuses improvisados.

Una vez fuera de las sombras, pueden aprovechar mejor los beneficios de la economía real, como el crédito bancario. Con sus activos expandidos, pueden contribuir a la creación de bases impositivas más sólidas, que generan el tipo de redes de seguridad social que los países desarrollados despliegan durante espectáculos de horror epidemiológico como este. Es decir, lo que ayuda a la gente a sentir que es factible quedarse en casa durante espectáculos de horror epidemiológicos como este.

Hay varias razones por las que Ecuador fue el primer país latinoamericano en mostrar al mundo las imágenes de COVID-19 que recuerdan escenas de peste medieval: los residentes pidiendo ayuda para enterrar a sus seres queridos cuyos cadáveres se alinearon en las calles. Una de estas razones fue el desafortunado momento en que los emigrantes infectados y los estudiantes de intercambio regresaron a casa desde Europa para irse de vacaciones. Otro era simplemente el abrumado sistema de salud pública del país.

CONFLAGRACIÓN DEL CORONA

Pero los médicos, los funcionarios y todos los demás le dirán que la gran chispa que inició la conflagración del corona de Ecuador, especialmente en la devastada ciudad portuaria de Guayaquil, fue un absoluto desprecio público por las medidas de distanciamiento social que el gobierno había emitido. Y esa chispa se encendió en gran medida por la necesidad económica: según la Organización Internacional del Trabajo de la ONU, la proporción de la fuerza laboral de Ecuador que trabaja y reside en la economía informal es una de las más altas del hemisferio occidental.

Del mismo modo, hay varias razones por las que Costa Rica se ha enfrentado hasta ahora con éxito al COVID-19. Uno es su alto nivel de gasto en salud pública, que ha resultado en una infraestructura médica bien entrenada y bien organizada, capaz de realizar pruebas de virus eficientes y el rastreo de contactos que ha ayudado a reducir la transmisión comunitaria de raíz.

Pero los expertos también reconocen otro gran extintor de incendios COVID para Costa Rica: la vigilancia del distanciamiento social de los Ticos, los costarricenses. En general, se quedaron en casa con notable disciplina. O tal vez no tan notable. La proporción de la población de Costa Rica en la economía clandestina es una de las más pequeñas del hemisferio, y su mayor proporción de personas que habitan en la economía legítima ha generado una de las bases impositivas más confiables de Latinoamérica.

Lo que dice De Soto, a menudo mencionado como candidato al Premio Nobel, ha sido confirmado de otras maneras antes. Un proyecto piloto que dirigió en Perú dio título legal a un cuarto de millón de empresas subterráneas, generando más de mil millones de dólares en nuevos ingresos fiscales. La tragedia del coronavirus parece ser otra evaluación acertada, además de otra razón convincente por la que Estados Unidos debería ayudar a sus vecinos hemisféricos a poner en práctica las teorías de De Soto. Antes de que estalle la próxima conflagración.

Publicado en Diario Gestion el dia 22 de mayo de 2020:

https://gestion.pe/opinion/por-que-el-coronavirus-esta-explotando-en-america-latina-ahora-es-la-economia-informal-estupido-noticia/

Articulo original en ingles:

https://www.wlrn.org/post/why-coronavirus-now-exploding-latin-america-its-informal-economy-stupid




Escrito por

Hernando de Soto

Economista Peruano. Presidente del Instituto Libertad y Democracia (ILD). Autor de “El otro Sendero”, “El misterio del capital” y “Los hecho


Publicado en